Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Directrices de virtualización compiladas como parte del kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente todos los demás tipos de virtualización reside en la tecnología de virtualización en sí. Mediante KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en el anfitrión – en cambio las instrucciones del software necesarias se preparan en el interior del SO de la máquina anfitriona. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado cuando se trata de ejecutar módulos extra haciendo, en cambio, dichos recursos disponibles para los huéspedes creados en el servidor. La ausencia de un tal nivel de comunicación reduce asimismo el período de espera I/O, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de hardware sin la participación de terceros

Aprovechar los recursos de una manera mejor

Aplicación conveniente de los recursos de servidor

Por lo general las instancias huéspedes requieren un nivel extra entre ellas mismas y el host haciéndose cargo de la administración de los recursos. Lo que resulta en una cantidad reducida de recursos disponibles para las propias máquinas virtuales. Con los KVM VPS, cualquier capa adicional queda excluida, ya que el sistema de virtualización se compila dentro del sistema operativo del anfitrión. Así, todos los recursos facilitados por la máquina anfitrión pueden ser aprovechados por los Servidores Privados Virtuales configurados. Esta disponibilidad de recursos garantiza la ventaja adicional necesario a fin de que sus sitios y aplicaciones web sobresalgan entre sus competidores.
Aprovechar los recursos de una manera mejor

Un SO de su predilección

Adquiera el SO que prefiera

Por medio del Servidor Privado Virtual, será posible ser completamente independiente del servidor maestro por la perspectiva del sistema operacional. Las instrucciones de virtualización KVM permiten a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el el servidor físico, sin que se requiera un nivel de virtualización por sí sola. De esta manera, teniendo a mano la imagen ISO correcta, será posible desplegar un sistema operativo con el que su servidor podrá funcionar – empezando por las distribuciones de Linux poco populares e también la versión de Windows Server más nueva.
Un SO de su predilección
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL